Alba, Arad, Argeş, Bacău, Bihor, Bistriţa-Năsăud, Botoşani, Brăila, Braşov, Buzău, Călăraşi, Caraş-Severin, Cluj, Constanţa, Covasna, Dâmboviţa, Dolj, Galaţi, Giurgiu, Gorj, Harghita, Hunedoara, Ialomiţa, Iaşi, Ilfov, Maramureş, Mehedinţ, Mureş, Neamţ, Olt, Prahova, Sălaj, Satu Mare, Sibiu, Suceava, Teleorman, Timiş, Tulcea, Vâlcea, Vaslui, Vrancea
Rumania un destino de vacaciones perfecto
Home » Bistriţa

Fișier:ROU Bistrița COA.gif Bistriţa

http://www.theodora.com/wfb/photos/romania/bistrita_monastery_1407-1554_moldavia_romania_photo_tatiana_murzin.jpg

Bistriţa es la ciudad capital del distrito de Bistriţa-Năsăud, en la región histórica de Ardeal, Rumanía. La ciudad se levanta junto al río Bistrita.

Los restos más antiguos de asentamientos en el área de Bistriţa datan del Neolítico. Los sajones transilvanos se establecieron en la región en 1206, denominándola Nösnerland. Un documento de 1241 describe como los mongoles, en su avance hacia Europa central, destruyeron Markt Nosa ("Mercado de Nösen"). Situada en el cruce de varias rutas mercantiles, la Bistriţa medieval floreció como centro comercial.

Bistriţa devino una ciudad realmente libre en 1330, y en 1353 obtuvo el derecho de organizar una feria anual de quince días, así como el de crear un sello urbano, que contenía un escudo conformado por un avestruz con una herradura en su pico. Hacia 1465, el sistema de fortificación de la ciudad contaba con 18 torres y bastiones defendidos por los gremios locales. La ciudad albergaba también una Kirchenburg, o iglesia fortificada.

La iglesia luterana de los sajones, ubicada en la plaza central de la ciudad, constituye la mayor atracción turística de Bistriţa. Construida originariamente en estilo gótico en el siglo XIV, durante la remodelación de 1559-63, Petrus Italus le añadió detalles renacentistas. La última renovación importante ocurrió en 1998. El Museo del Distrito de Bistriţa-Năsăud, que ocupa antiguas barracas militares, cuenta con objetos de origen tracio, celta y sajón. Varios incendios ocurridos en el siglo XIX destruyeron gran parte de la ciudadela medieval.

En la famosa novela Drácula, de Bram Stoker, el personaje principal Jonathan Harker visita Bistriţa, albergándose en el Hotel Golden Krone. Aunque dicho hotel no existía cuando la novela fue escrita, la popularidad de esta última llevó a la construcción de uno.